Póliza contra todo riesto para automotores

0
Colombia

Una póliza contra todo riesgo es una modalidad en cuanto al aseguramiento de carros se refiere que sirve para proteger todo el patrimonio que representa un vehículo, ya sea por un daño total o parcial. En ese sentido, este tipo de póliza nos permite blindar ante “todo riesgo”.

Este tipo de póliza acoge variantes como lo son:

  • Pérdida total del vehículo por robo
  • Pérdida parcial del vehículo por daño
  • Pérdida parcial del vehículo por hurto
  • Protección patrimonial para daños
  • Asistencia jurídica
  • Responsabilidad civil contractual
  • Protección patrimonial para responsabilidad civil extracontractual
  • Pérdida total del vehículo por daños

De esta manera, este tipo de seguro se caracteriza por contar con todo el terreno preparado para evitar que un accidente en un vehículo se pueda expandir a otro tipo de instancias, en este caso de orden jurídico y a su vez económico, pues por medio de las características ofrecidas por el mismo, será posible que nos blindemos ante ese tipo de circunstancias.

Ahora bien, es importante estar seguros de que reconocemos cada uno de esos aspectos ya mencionados que se encarga de cubrir la póliza contra todo riesgo para carros, pues de acuerdo a las consideraciones que se hagan al respecto, tendremos o no, acceso a cada una de las bondades que esta póliza brinda a quien la posea.

Responsabilidad civil

Esta es la que se considera como la cobertura más importante de un seguro para autos. Es aquel punto que concierne a las lesiones de orden corporal, fallecimiento o daño de bienes que sean de terceros que se vieron involucrados durante el accidente, además de las víctimas como tal. Para ser específicos al respecto, este punto se encarga de sanar cada una de las deudas surgidas para el asegurado en relación a lo ya indicado, evitando así que se deba hacer uso del patrimonio o de los ahorros para cubrir los daños sobre los que se resulte involucrado tras el accidente.

Asistencia jurídica

Se trata de una cobertura que se encuentra fuertemente vinculada con la anterior, la Responsabilidad Civil, debido a que con esta función, el asegurado podrá contar con el derecho a la asistencia de un abogado que esté en condiciones de atender a este tipo de circunstancias en específico, de acuerdo al tipo de proceso civil que se ponga en marcha tras los sucesos que se den durante y tras el accidente. De esta manera, la compañía de seguros se encargará de conseguir un abogado, para que represente al asegurado durante el proceso penal, particularmente si el caso involucra un homicidio o lesiones con el vehículo asegurado.

Pérdida por daños

Se trata de un elemento dentro del plan que se encarga del aseguramiento o indemnización por daños parciales o totales que sufra el vehículo involucrado en el accidente. En ese sentido, la pérdida puede ser total, en cuyo caso, se aplicará esta modalidad si la pérdida ha sido del 75% o más del vehículo, de acuerdo al monto por el cual se aseguró inicialmente el automotor. Por otro lado, si no se cumple con lo anteriormente descrito, se trata de una pérdida parcial por daños, en donde se atenderá por mano de obra o cambio de algunos repuestos, para devolver el auto en el mismo estado en que se encontraba justo al momento de ser asegurado con la compañía de seguros correspondiente.

Pérdida parcial por hurto

Es una indemnización por cada una de las partes que se vea pérdida durante el hurto, en este punto se encuentran involucradas aquellas partes que no permitan el normal funcionamiento como las llantas, partes mecánicas, eléctricas, etc. Vale la pena recordar que si el monto de las pérdidas por hurto alcanza el 75% o más del valor por el cual se aseguró inicialmente el vehículo este pasará a ser considerado por una pérdida total.

Pérdida total por hurto

Se trata de una indemnización que corresponde a lo ya descrito, a un 75% o más de pérdidas durante el hurto, por lo que cubra desde esa cantidad hasta la desaparición total del vehículo. Cuando la Dijin emite el certificado de no encontrado implica que el vehículo como tal ha desaparecido de manera permanente.

Asistencia en viajes o carretera

En este caso la póliza contra todo riesgo para carros protege al vehículo cuando sufre un daño, eso sí, distinto al de un accidente. Esta cobertura tiene que ver con recoger al asegurado y su familia para llevarlos a otro lugar por ejemplo.

Vehículo de reemplazo

En caso de que nuestra actividad laboral dependa del vehículo, la compañía se encargará de prestar un automotor, eso sí, es importante aclarar que el desempeño de nuestra actividad laboral sí se vea afectado por estas razones.

Asistencia domiciliaria

Se trata de un tipo de cubrimiento muy similar al de la asistencia en viajes o carretera, sólo que en este caso se asisten dentro de la propia ciudad, lo que cubre eventos como una pinchadura, quedarse sin gasolina, perder las llaves dentro del auto, etc.

Compartir

Suscríbase gratis al boletín

¿Aún no está suscrito al sitio? Manténgase informado y reciba las publicaciones de ColConectada en su email:

Opiniones sobre el tema

 
  Suscribirse  
Notificar sobre