20 de Julio: Día de la Independencia

0
Colombia
Bandera Colombia

Historia del día de la Independencia en Colombia

Ninguna persona se podía imaginar lo que iba a ocurrir el 20 de julio de 1810, pero se podía percibir en el ambiente vientos de cambio, se fue formando una atmósfera que indicaba que algo importante iba a suceder. Se trataba de un viernes, día de mercado y en el que todo el pueblo colombiano caminaba por las calles de Santa Fé.

Luego de la invasión francesa a España en 1808 comandada por Napoleón Bonaparte, en la nación ibérica organizaron diferentes juntas de gobierno para poder gobernar en ausencia de Fernando VII, quién padeció de la abdicación tras ser invadido. Las juntas lograron poner en marcha diferentes gobiernos “alternos” al de ocupación que había impuesto Napoleón.

Esto provocó un descuido en las colonias ya que, mientras habían 36 representantes en la península, en ellas sólo existían 9 representantes. Ya en 1809 se pudo presenciar los primeros actos de rebeldía y libertad en la por entonces América española, en países que hoy en día llamamos Ecuador y Bolivia. No era solo en América, sino que también en la Nueva Granada, en ciudades como Cartagena y Mompós, fue posible ver juntas independistas que añoraban la independencia total de España.

En la provincia de Santa Fé se creó una junta de nobles que la integraban tanto autoridades civiles como intelectuales criollos. Entre ellos, se encontraban Camilo Torres, Antonio Morales, Joaquín Camacho, José Miguel Pey, entre otros.

Ellos iniciaron sucesivas reuniones en las diferentes casas de los integrantes y posteriormente en el observatorio astronómico. En estas reuniones se debatía sobre la táctica política que permitiría al conseguir una perturbación del orden para poder aprovechar la situación y tomar el poder.

La idea era generar una situación de conflicto que diera comienzo al incidente, y la fecha y lugar elegidos fueron el 20 de julio en Santa Fe.

Todo comenzó según lo planeado, Antonio Morales se cruzó a Llorente y comenzó con duras críticas hacia él, acompañado de sus compañeros. Mientras esto sucedía, los principales conjurados se fueron dispersando por la plaza gritando en favor de la libertad e independencia.

Asistieron personas de todas las clases para forzar las puertas del Cabildo, por lo cual el Virrey y las autoridades militares se vieron obligados a hacerle caso a una situación que subestimaron tanto tiempo y que derivó en la independencia de Colombia.

Compartir

Suscríbase gratis al boletín

¿Aún no está suscrito al sitio? Manténgase informado y reciba las publicaciones de ColConectada en su email:

Opiniones sobre el tema

 
  Suscribirse  
Notificar sobre